Murallas de San Gimignano

Localización: San Gimignano, Toscana, Italia.
Extensión: 2,17 km.,
Fecha: 998-1214 d.C.




San Gimignano presenta, por lo general, una estructura en forma de estrella. El plano de esta pequeña ciudad de 8.000 habitantes se desarrolla alrededor de dos plazas contiguas encerradas por una muralla de 2,17 km, parcialmente bordeada de árboles. Además de una arteria que serpentea a través de la ciudad, se entrelazan unas calles estrechas, a veces cortadas por escaleras.
De las 72 torres que dominaron el paisaje de San Gimignano, sólo quedan 14. La ciudad se presenta como un conjunto fortificado de caliza dorada. La plaza del Duomo es la que reúne el mayor número de monumentos: palacios, catedral con frescos célebres y 7 de sus 14 torres. La plaza de la Cisterna, de forma triangular, está pavimentada con ladrillos colocados de canto. Bordeada de palacios y torres, tiene un pozo en su centro. Las dos plazas se remontan a los siglos XIII y XIV.

La primera muralla que rodeó San Gimignano data del año 998. Pero hacia el 1150, debido a su ampliación y al crecimiento de la actividad comercial se crearon dos burgos extramuros: el de San Matteo (hacia Pisa) y el de San Giovanni (hacia Siena). Más tarde, en 1214, fueron rodeados por las nuevas murallas. En el siglo XII San Gimignano alcanza el periodo de mayor esplendor económico, comerciando con los productos que se daban en la zona, sobre todo el ya entonces carísimo azafrán, que vendían en Italia e incluso exportaban a Francia, Países Bajos, Siria y Egipto. Gracias a los grandes beneficios obtenidos, durante el siglo XIII se invirtió en importantes obras públicas que le dieron el aspecto que conserva actualmente. 


Al calor de este esplendor económico surgieron diferentes familias poderosas que dedicaron parte de su dinero a las construcción de torres, demostrando así su poder político y social. En el siglo XIV San Gimignano llegó a contar con 72, que se utilizaban como hostales y fortalezas, pues durante el Medievo y el Renacimiento, San Gimigniano era un lugar de parada de la Via Francigena, en la peregrinación hacia Roma.
En 1261 la ciudad se dividió en cuatro "contradas" o barrios, cada una correspondiente a una puerta de la muralla : la Plaza, el Castillo, San Matteo y San Giovanni.

Fue una población libre desde 1199 a 1353, pero tras guerras, conflictos, revoluciones y pestes (como la que sufrió en 1348), acabó rindiéndose al poder del Reino de Florencia a mediados del siglo XIV.
Fuentes: http://www.ovpm.org // http://www.castillosnet.org // http://whc.unesco.org/en/list/0550.


Comentarios

Entradas populares