Murallas de Monteriggioni

Localización: Monteriggioni, Toscana, Italia.
Extensión: 570m.
Fecha: 1213-1219 d.C.


Asentada sobre una pequeña colina natural, esta ciudad medieval completamente amurallada en la provincia de Siena (Toscana) fue construida en el siglo XIII por los señores de Siena para controlar la vía Cassia que discurría a través de Val d'Elsa y Val Staggia, justo al oeste de Monteriggioni.


Participó activamente en la defensa de la Toscana contra los intentos de Florencia de conquistar más territorios. Domenico Auditore construyó las murallas, que aún pueden contemplarse hoy en día. Excepto por alguna obra realizada en el siglo XVI, muy poco se ha hecho en las murallas de Monteriggioni o sus edificios desde que se construyeron por vez primera. De manera que las murallas y las casas de Monteriggioni están dentro de los mejores ejemplos conservados de su clase de toda Italia, de manera que no es sorprendente que atraiga a turistas, y también a arquitectos, historiadores medievales y arqueólogos.


Resistió a los ataques de Florencia con éxito, hasta que en 1554 fue traicionada. Un guardián, Giovannino Zeti, que había sido desterrado de Florencia, entregó las llaves de la ciudad a cambio de que se le permitiera regresar. Aun así, como una concesión extraordinaria, la ciudad seguiría siendo gobernando bajo la autoridad de Florencia.


La ciudad sirvió como fortificación defensiva y tuvo un papel vital en los conflictos entre Siena y Florencia durante la Edad Media, cuando Florencia estaba luchando por incrementar su territorio. A lo largo de los años, Monteriggioni soportó con éxito muchos ataques de los florentinos y unos pocos de fuerzas bajo el mando del obispo de Volterra que también pretendía dominar la zona.


La característica principal de Monteriggioni son sus murallas del siglo XIII, de medición 570 metros de largo, 20 metros de altura y con catorce torres cuadradas (más una torre de interior) y dos puertas: Porta Romea o Franca para Siena y Porta di San Giovanni o Fiorentina para Florencia. Dentro de las murallas es una interesante iglesia de estilo románico-gótico.
Todas las murallas de esta ciudad son un excelente ejemplo de la fortificación de la época medieval, llegó casi intacto hasta nuestros días, este precioso casco antiguo todos los veranos recuerda su glorioso pasado.
Fuentes: http://www.borghiditoscana.net/ www. monteriggioni.net. / Teresa Cappello, Carlo Tagliavini, Dizionario degli etnici e dei toponimi italiani, Bologna, Pàtron Editore, 1981, p. 346.

Comentarios

Entradas populares